Browse By

Doce días como super teacher

Rate this post

Ya han pasado unos días desde que iniciara mi nueva aventura “profesional” como maestra en prácticas. Tranquilos, aún llevo la “L” puesta en la espalda. Esto de dar clase es complicado. Requiere dosis elevadas de paciencia para explicar un día tras otro la misma materia. Mis niños van mejorando, pero lo de leer parece misión imposible. ¿Lo conseguirán? ¿Lograré mandar en clase? ¿Tengo madera de super teacher?

Mi madre sabe mucho. Tuvo la gran suerte de realizar su carrera profesional completa en el Colegio Internacional Meres. Ella controla del tema y ahora hago lo que ella me dice. Al final, soy una mandada, pero así me saco un dinero que me viene muy bien para mis gastos. El paro es más que una realidad y si sigo así, en Febrero ya habrán pasado dos años desde que perdía mi flamante empleo, así que hay que plantarle cara a la crisis de alguna manera. Las clases particulares siempre serán necesarias. Siempre habrá que mejorar en inglés. Por cierto, si hay alguien que necesite apoyo en la lengua de Shakespeare que cuente con mis servicios. ¡Necesito más clientes!

Primera experiencia como super teacher

Lo que llevo aprendido en estos escasos días de clase es a ponerme en el lugar de los niños. Cuando yo tenía su edad, iba al cole al jugar. Con 5 años no hacía ni caso a lo que me explicaba la super teacher del momento, sino que estaba todo el rato hablando con mis compañeros. Entiendo que para mis alumnos sea un rollo que venga una chica durante una hora después del colegio a darles la chapa, pero no queda otra. Si quieren mejorar, tendrán que esforzarse. Debo de estar madurando porque ahora soy yo la que está al otro lado y tengo que conseguir que me atiendan. ¿Será imposible? No lo creo, todo se logra con trabajo, trabajo y más trabajo.

Doce días como super teacher

Doce días como super teacher

Con los niños se te olvida todo. El tiempo pasa muy rápido y dejas de pensar que no tienes trabajo. Como super teacher es gratificante ver la sonrisa que ponen cuando llegas a su casa. Al final, también les estás haciendo compañía y por supuesto, enseñando cosas básicas de lectoescritura. Quizás en el Colegio Meres exijan demasiado, pero a mí me viene a las mil maravillas. Estos ingresos hacen que “malviva”, así que hay que continuar con la labor.

A todos los que no tenéis curro, no dudéis en comenzar a dar clases particulares. Seguro que hay alguna materia que domináis y además estáis haciendo una gran labor ayudando a los demás.

Os dejo que tengo que ir a dar clase, hoy seguimos con la “s” y demás vocabulario relacionado.

¡Hasta la próxima, camaradas!

Summary
Review Date
Reviewed Item
Super teacher
Author Rating
51star1star1star1star1star
Consuelo Cuesta

About Consuelo Cuesta

Redactora freelance en Blasting News. Rookie como social media, community manager, blogger y copy creativo. Fan de los deportes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Show Buttons
Hide Buttons