Browse By

Suspenso en el partido de la vida

Rate this post

Este fin de semana se han vuelto a producir incidentes violentos en el mundo del fútbol. Sin duda, nada nuevo. Los extremos son malos para todo y en este caso los ultras se han portado mal, muy mal. Si fueran niños, con un castigo a tiempo solucionábamos el problema, pero estos energúmenos ya son adultos. ¿Qué podemos hacer para que cambien su comportamiento? ¿Estamos fomentando la violencia? ¿Celebrar el partido igualmente es la solución? Desde luego que no.

Ante este trágico suceso hay que ser muy “listos” para celebrar el partido igualmente. Pero, ¿en qué mundo vivimos? ¿Estamos todos locos? Ha muerto un aficionado del Deportivo de La Coruña. ¿Eso no es lo suficientemente importante para parar la competición liguera durante unos días? Yo es que alucino en colores. Por mucho que los presidentes de ambos clubes se esmeren en decir que no tienen nada que ver, todos sabemos que en los estadios hay muchos fanáticos que se dedican a hacer el cafre una jornada tras otra. Es una falta de respeto que hayan seguido con la competición, pero Spain is different. ¡Viva el fútbol! Esto no tiene nombre. No sé como calificarlo… me quedo sin palabras.

Es un partido, no una guerra

Esta vez la broma ha ido muy lejos. Una familia ha quedado rota, pero aquí como si no hubiera pasado nada. Seguimos jugando al fútbol. A Enrique Cerezo le da igual lo que haya pasado en el fondo. Ellos con tal de seguir con el espectáculo, ya tienen bastante. Vamos a ver si meditamos entre todos y les damos una buena reprimenda a los ultras. Es solamente un partido, no una guerra. Lo que pasa es que algunos se empeñan en hacer de esto algo más. Quedar antes por las redes sociales para pegarse, hay que ser tontos de remate. Repito, si fueran niños, con una advertencia ya los estábamos educando, pero a estos bárbaros ya no les podemos recriminar nada en cuanto a educación se refiere.

Esta imagen que circulaba ayer por twitter expresa perfectamente un sentimiento que debe de seguir siempre así.

Somos ante todo personas, no ciudadanos violentos. El fútbol es el deporte Rey y debe seguir siendo así, pero con estos actos, solamente contribuimos a manchar nuestra liga. Con que haya hoolingans en Inglaterra ya tenemos bastante. Espero que tanto instituciones como clubes hagan algo al respecto y no se queden de brazos cruzados. Ah si y los de la Federación que den la cara antes, no 11 minutos antes de comenzar el partido. En esta vida hay que ser valiente.

¡Basta ya de violencia!

#Respeto y #juegolimpio.

Summary
Suspenso en el partido de la vida
Article Name
Suspenso en el partido de la vida
Description
Este fin de semana se han vuelto a producir incidentes violentos en el fútbol. Los extremos son malos para todo. Un partido, un deporte, respeto siempre.
Author
Consuelo Cuesta

About Consuelo Cuesta

Redactora freelance en Blasting News. Rookie como social media, community manager, blogger y copy creativo. Fan de los deportes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Show Buttons
Hide Buttons
A %d blogueros les gusta esto: